top of page

Desde tu entrenador personal: no es tan difícil como piensas.

Actualizado: 15 sept 2020




“Perder peso”, “adelgazar”, “entrar en un vestido/traje para una boda”, etc.

Son algunos de los objetivos, que me piden mis clientes muy a menudo. Son objetivos basados en lo superficial, y que ni siquiera están bien enfocados. Objetivos los cuales, a parte de eso, se relacionan con: dietas aburridas y estrictas, entrenamientos largos y muy sacrificados

Si trabajas con un profesional de verdad, nada de eso, tendría que ser así.



Bajar el porcentaje graso, ganar tono muscular, sentirte mejor, ganar en salud postural, etc.

Estos son algunos de los objetivos claros y reales, que debemos o podemos plantearnos a la hora de entrenar o cambiar nuestros hábitos alimenticios. A partir de ahí, no centrarnos en ellos, si no hacer del proceso un camino en el que disfrutemos de esos cambios de hábitos hasta hacer de ellos nuevos hábitos, nuestro nuevo día a día.

Si algo te gusta, si algo lo haces con gusto, es como de verdad lo disfrutas y aprendes, lo interiorizas. ¿No crees?

Una vez, tengamos claro esto, todo va a ser mucho más fácil, mucho más llevadero… ¿Por qué? Porque estaremos creando una adherencia que es muy necesaria en este proceso de cambio hacia nuestros objetivos.

Conócete, aprende a cuidarte, aprende a quererte y aprende a hacer todo eso divirtiéndote y disfrutando del proceso.


SOLO SI ERES DE MADRID PINCHA AQUÍ



78 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page